Actualidad

El Abogado General de Europa pide cancelar los desahucios por impago de una cuota mensual

Publicado el

Artículo escrito por Carmen Giménez, abogado titular de G&G Abogados

El Abogado General del Tribunal de Justicia de la Unión Europea (TJUE) ha publicado las conclusiones sobre cinco cuestiones prejudiciales planteadas por distintos Juzgados españoles, entre otros, el Tribunal Supremo, en referencia a la cláusula del vencimiento anticipado contenida en los contratos hipotecarios.

Desde mi punto de vista, bien fundamentadas y apoyadas dichas conclusiones en la propia Jurisprudencia del TJUE, finalizan solicitando que dicha Jurisprudencia sea confirmada.

Si bien el resultado de todas las conclusiones (tres en total, porque se han acumulado asuntos en dos de ellas), viene a tener el mismo sentido, se ha de destacar que el texto de las emitidas como consecuencia de las cuestiones prejudiciales planteadas por el Tribunal Supremo y el Juzgado de 1ª Instancia nº 1 de Barcelona son jurídicamente más enriquecedoras.

¿Cuáles son los planteamientos de las cuestiones prejudiciales y cuál es la respuesta del Abogado General?

Ambos órganos jurisdiccionales (Tribunal Supremo y Juzgado de Barcelona) preguntan sobre la compatibilidad de la jurisprudencia del Tribunal Supremo, relativa a la interpretación de las cláusulas de vencimiento anticipado, con el sistema de protección de los consumidores establecido en la Directiva europea.

En concreto, dicha Jurisprudencia, recogida en Sentencias de nuestro Tribunal de 23 de Diciembre de 2015 y de 18 de Febrero de 2016, viene a decir “que la ejecución hipotecaria puede continuar si la facultad de declarar el vencimiento anticipado del préstamo se había ejercitado de modo no abusivo, en atención a las ventajas que el procedimiento reportaba al consumidor”, o dicho en otras palabras, que la ejecución hipotecaria podrá continuar si se inició una vez se han impagado muchas cuotas, aunque en la cláusula se recogieran unos términos abusivos, como que el vencimiento anticipado se podría ejercitar con el impago de una sola cuota.

Y así preguntan, si el Derecho de la Unión, se opone a un criterio jurisprudencial que permite al Juez nacional subsanar una cláusula abusiva de vencimiento anticipado, modificándola y sustituyéndola por una norma española,  para permitir seguir adelante con el procedimiento de ejecución.

El Abogado General hace una disertación interesante centrada en la cuestión prejudicial planteada por el Tribunal Supremo, para llegar posteriormente a su propuesta-conclusión.

Y así dice, que el Tribunal Supremo planteó dos problemas distintos:

  • Uno de orden jurídico, referente a las consecuencias que han de deducirse del carácter abusivo de una cláusula contractual, de lo que dependerá el inicio o continuación del procedimiento de ejecución hipotecaria, dependiendo de si se puede modificar o no por el juez nacional una cláusula que ha declarado abusiva, con el fin de que se pueda proseguir con las ejecuciones hipotecarias.
  • Otro de carácter económico, en el sentido de que el sistema bancario español podría sufrir perturbaciones graves y sistémicas si los bancos no pueden recurrir a la ejecución hipotecaria. Siendo que se podría producir una restricción en la concesión de los préstamos hipotecarios, lo que haría difícil el acceso a la vivienda en propiedad.

En síntesis, recuerda y opina el Abogado General:

  • Que el proceso de control de las cláusulas abusivas consta de dos fases sucesivas y distintas: una primera fase, por la que el Juez nacional procede a declarar como abusiva una cláusula; y una segunda fase que se refiere a las consecuencias que se han de deducir por la declaración de dicha abusividad.
  • Para apreciar el carácter abusivo de la cláusula, el juez nacional no debe situarse en el momento de la ejecución del contrato, sino en el momento de su celebración o firma. Es decir, no se trata de dilucidar si el comportamiento comercial del Banco fue abusivo, sino si una cláusula contractual es abusiva.
  • La regla general adoptada por la Jurisprudencia del TJUE, es que si una cláusula es considerada y calificada como abusiva, la misma debe de ser expulsada del contrato, si dicho contrato puede sobrevivir sin ella, por lo que no cabe la modificación o sustitución de la misma por una norma nacional.
  • Una cláusula abusiva declarada nula se considera que nunca ha existido y no ha producido efectos.
  • Planteando un par de supuestos reales, concluye que no todos los consumidores pueden beneficiarse de las ventajas que pudiera suponer una ejecución hipotecaria frente a cualquier otro procedimiento judicial.

Y, por tanto, tras invitar al Tribunal de Justicia de la Unión Europea a confirmar su Jurisprudencia, concluye y propone:

  1. Que cuando un órgano judicial ha apreciado el carácter de una cláusula que permite declarar el vencimiento de un contrato de préstamo hipotecario, en particular en caso de falta de pago de una única cuota mensual, dicha cláusula ha de ser expulsada del contrato, sin que se pueda mantener la validez parcial de la misma.
  2. Que cuando un órgano judicial ha apreciado el carácter abusivo de la cláusula relativa al vencimiento anticipado, el procedimiento de ejecución hipotecaria no puede continuar mediante la aplicación supletoria de una norma de derecho nacional, en este caso, española, salvo que el consumidor, tras haber sido debidamente informado por el juez, preste su consentimiento libremente, porque le beneficien las ventajas del procedimiento de ejecución hipotecaria, y manifieste expresamente su intención de no hacer valer el carácter abusivo y no vinculante de tal cláusula.

¿Qué consecuencias habría en el caso de que el TJUE acogiera las conclusiones del Abogado General, en la Sentencia que dictará próximamente?

Pues nada más y nada menos que, en aquellos contratos de préstamo hipotecario que se recoja la facultad del banco de ejercer el vencimiento anticipado para el caso de impago de una sola cuota, o de una cantidad desproporcionada en referencia al capital prestado y al plazo concertado (a juicio del Juzgador), la entidad no podrá iniciar el privilegiado procedimiento de ejecución hipotecaria para el caso de que el prestatario incumpla su compromiso de pago; y en aquéllas ejecuciones hipotecarias iniciadas y que se encuentran en curso, basadas en una cláusula de este tipo, habrán de ser archivadas, quedándole al banco abierta la reclamación de lo adeudado por otras vías.

El vencimiento anticipado de la hipoteca: otra cláusula abusiva que se vuelve contra la banca

Fuente: idealista.com