Actualidad

¿Cuánto cuesta independizarse en Barcelona o Madrid?

Publicado el

8 agosto 2018

Volar del nido familiar es caro y sino que se lo pregunten a los miles de jóvenes que no se pueden permitir independizarse.

En España, la edad media en la que se logra la independencia es cercana a los 30, muy superior a la de países como Suecia, Dinamarca o Finlandia, estados en los que los jóvenes abandonan la unidad familiar apenas pasados los 20 años.

Según los datos que maneja Eurostat, España es uno de los países de la Unión Europea en el que más tarde se independizan los jóvenes, solo superado por Malta, Croacia, Eslovaquia, Italia y Bulgaria. Sin duda, el paro y la falta de ingresos son los principales motivos por los que los jóvenes españoles permanecen hasta cerca de la treintena en casa de los padres.

Y es que independizarse es muy caro. Esto es algo fácil de comprobar dando el paso o haciendo unos pocos números para irse a vivir solo. Pero ¿cuánto cuesta realmente mudarse a un piso solo en una gran ciudad? El comparador de productos financieros HelpMyCash.com ha hecho los cálculos.

El alquiler, el mayor desembolso

El alquiler medio de un piso de 80 metros cuadrados en la ciudad de Madrid era de 1.021,95 euros en 2017 y en Barcelona se situaba en los 1.176,6 euros, según datos publicados por fotocasa. Eso sí, hay sustanciales diferencias por distritos. En el caso de la capital, un piso en el barrio de Chamberí cuesta de media 600 euros más que uno en Villaverde. En la ciudad Condal las diferencias son algo más discretas, mientras que por un piso de 80 metros cuadrados pagaríamos de media 942 euros en el distrito de Nou Barris, la factura ascendería a los 1.373 euros mensuales en Ciutat Vella. Serían 431 euros de diferencia.

En el caso de optar por un piso más pequeño de, por ejemplo, 50 metros cuadrados, ahorraríamos dinero, pero tampoco hay que cantar victoria. Un piso de ese tamaño en Chamberí costaría de media unos 820 euros, a razón de 16,41 euros el metro cuadrado, y 445 euros en Villaverde (8,91 euros el metro cuadrado). En Barcelona el piso nos saldría por 858 euros en Ciutat Vella (17,16 euros el metro cuadrado) y por 589 euros en Nou Barris (11,78 euros el metro cuadrado).

Además de la mensualidad, en el momento de alquilar hay que abonar la fianza. El artículo 36 de la Ley de Arrendamientos Urbanos establece que si firmamos un contrato de alquiler, “será obligatoria la exigencia y prestación de fianza en metálico en cantidad equivalente a una mensualidad de renta en el arrendamiento de viviendas y de dos en el arrendamiento para uso distinto del de vivienda”. Y no hay que olvidar los honorarios de la inmobiliaria, si el nuevo hogar lo hemos encontrado a través de una de ellas. Lo habitual es abonar una comisión igual a una mensualidad del alquiler más el IVA.

independizarse alquiler

Gastos de comunidad e impuestos

¿Y qué hay de los gastos de la comunidad? ¿Y de la tasa de basuras? ¿Hay que pagar impuestos? La ley establece que estos gastos pueden recaer en el inquilino. Eso sí, para que el acuerdo sea válido “deberá constar por escrito y determinar el importe anual de dichos gastos a la fecha del contrato”. Además, el inquilino también tendrá que pagar el Impuesto de Transmisiones Patrimoniales (ITP).

Los suministros

¿Nos los podemos permitir? Si la respuesta es que sí, entonces hay que empezar a sumar el resto de los gastos, porque independizarse no es solo pagar un techo: hay que iluminarlo, darle calor y conectarlo a la red de agua. Estos gastos variarán considerablemente entre un hogar y otro, en función de las tarifas contratadas y de la comunidad autónoma en la que residamos. Pongamos como ejemplo el caso de Barcelona. Según un informe de D’Aleph y Ksnet con datos de 2016, una persona que resida sola en la ciudad de Barcelona gastará de media al mes 169,66 euros sumando gas, electricidad, agua, teléfono e Internet.

Alimentación, transporte…

Lógicamente, necesitamos comer. Según el estudio de D’Aleph y Knest sobre Barcelona, el gasto medio en alimentación es de 139,77 euros mensuales. Según el INE, en 2016 en España el gasto medio por persona en alimentos y bebidas no alcohólicas fue de 137,83, una cifra casi idéntica. Si bebemos alcohol y además fumamos, tendremos que sumar a esa factura unos 18 euros más al mes, según la media del INE.

También necesitaremos mantener adecentada la casa y limpio nuestro cuerpo. A ello dedicaremos 18,18 euros al mes. Y necesitaremos movernos. De acuerdo con el estudio de D’Aleph en Barcelona, el coste medio del transporte es de 52,75 euros mensuales, mientras que la media en España según el Instituto de Estadística es de 109 euros. Lógicamente, variará de acuerdo con el medio de transporte que usemos: no es lo mismo viajar en coche que en bicicleta.

Vamos a sumar también el gimnasio, porque hacer deporte nunca viene mal. Actualmente, gracias a los gimnasios low cost podemos machacarnos por unos 25 euros al mes. Y vamos a terminar con el ocio, que es importante: el INE sitúa esta partida en 53,27 euros mensuales de media en España, mientras que la consultora la cifra en 66,50 para Barcelona.

En definitiva, si nos planteamos ir a vivir solos de alquiler (a un piso modesto) en una gran ciudad, lo más probable es que necesitemos ingresar cada mes al menos 1.500 euros netos, ya que tendremos que guardar también algo para imprevistos. De lo contrario, vivir solo puede convertirse en un verdadero acto de supervivencia.

Fuente: fotocasa.es